Una vez más el gobierno estatal salió a rescatar al Isssteson al autorizar un subsidio extraordinario por casi 500 millones de pesos, por lo cual los sindicatos afiliados levantaron las banderas de guerra y cancelaron el paro de protesta programado para el martes 29 de enero.
El Congreso del Estado hizo suyas las demandas de los líderes sindicales adheridos al Consejo Sindical Social Permanente, y aprobó la solicitud de la gobernadora Claudia Pavlovich, de otorgar un subsidio extraordinario por 480 millones 325 mil 432 pesos para este año, a fin de atacar el déficit financiero que afectaba los servicios y el futuro de la institución.
El anuncio del subsidio extra aprobado por el Poder Legislativo lo hizo el director general del Isssteson, Pedro Angel Contreras, acompañado del secretario de Gobierno Miguel Ernesto Pompa Corella, a los líderes del Consejo Sindical Social Permanente, quienes en días pasados tomaron las calles en Hermosillo, (además de San Luis Río Colorado, Nogales y Navojoa) para protestar frente al Congreso del Estado exigiendo mayor presupuesto a la institución.
Ya hemos comentado en este espacio la carga financiera que representa para el gobierno estatal el Isssteson al que en el 2018 le inyectó 650 millones de pesos en subsidio, y este 2019 le aportará 850 millones de pesos, más los casi 500 millones de pesos aprobados como recursos extraordinarios.
Desde luego que el problema de la crisis financiera del Isssteson no es nueva, viene arrastrándose desde hace varios sexenios, recordando las medidas tomadas en el beltronismo, en tiempos en que en esa dependencia era director Germán Uribe Corona, al desaparecer los supermercados del instituto como medida urgente para paliar la crisis, a la vez que se reformó la ley para ajustar las cuotas y aportaciones de los organismos afiliados.
El entonces gobernador López Nogales dejó de herencia algunas pensiones vitalicias a sus “cuatachos” excolaboradores, mismas que se hicieron públicas al destapar la cloaca su relevo Eduardo Bours Castelo, y algunos exfuncionarios tras el escándalo prometieron devolverlas de manera voluntaria, pero otros se fueron a juicio, y lograron quedarse con esa beca a perpetuidad.
El colmo y desfachatez fue que algunos exfuncionarios influyentes o mediante largos juicios lograron pensiones millonarias (hasta 180 mil pesos al mes) al lograr que el Isssteson les nivelara las pensiones sumando el sueldo directo más las compensaciones, siendo que solo pagaban las cuotas con base al sueldo nominal.
El tiro de gracia al Isssteson lo dieron en el gobierno de Guillermo Padrés al tomar al Isssteson como su “caja chica” al desfalcar el Fondo de Pensiones y Jubilaciones por un monto de 4 mil 200 millones de pesos.
La negra historia de la nivelación de pensiones millonarias llegó a su fin en este gobierno de Claudia Pavlovich, al ganar los juicios el Isssteson primero ante el Tribunal de Justicia Administrativa, y luego de los amparos, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, evitando una sangría de cuando menos mil 500 millones de pesos por demandas interpuestas por mil 500 derechohabientes.
Ahora, la gobernadora Pavlovich sale al rescate una vez más del Isssteson sacando la chequera, pero el instituto no puede ser un barril sin fondo, ni el gobierno estatal puede aplicar millonarios subsidios para brindar servicios médicos y prestaciones sociales a 180 mil derechohabientes, y a un depredador sindicato Sueisssteson que se lleva una gran tajada presupuestal.
Esos más de mil 200 millones de pesos de subsidios al Isssteson, muy bien podrían aplicarse en programas sociales, educativos, seguridad, infraestructura, etc., por lo que los derechohabientes deberán de reconocer el compromiso y esfuerzo de la gobernadora Pavlovich para apoyarlos y no dejar morir a esa institución.
Lo más fácil sería declarar en quiebra financiera al Isssteson, y que los derechohabientes se afilien al IMSS, al Seguro Popular, o sean atendidos en clínicas y hospitales privados. Para allá apunta la flecha, si no se logra una gran reforma legal para ajustar las cuotas y aportaciones, se cancelan privilegios sindicales, se transparenta la operación, se reducen sueldos y la obesa y costosa burocracia del instituto. Mientras eso sucede, el Isssteson recibe una bocanada de oxígeno con el subsidio extra. Veremos cuánto le dura el gas.
PRESENTA CLAUDIA MEGARREGION A MARCELO EBRAD
Los logros de la Megarregión Sonora-Arizona que son un ejemplo mundial de cooperación bilateral entre dos entidades de dos países, fueron presentados por la gobernadora Claudia Pavlovich al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrad.
La gobernadora Pavlovich le recordó a Ebrad los logros de Sonora en materia de cooperación bilateral con Arizona y la expansión de la Megarregión económica y social hasta Nuevo México.
A través de la Megarregión con Arizona, se logró el acuerdo de la instalación de la planta ensambladora de autos eléctricos Lucid Motors en Casa Grande, con una inversión de 700 millones de dólares, cuya proveeduría se hará con mano de obra capacitada en Sonora, mientras que con Nuevo México, se acordó, a través de un memorándum de entendimiento con Sonora y Arizona, exportar a Asia gas natural de combustión limpia proveniente de Nuevo México por redes de transmisión existentes e instalaciones de Gas Natural Licuado por desarrollar en el puerto de Guaymas, Sonora, posteriormente el gas sería enviado por medio de embarcaciones especializadas a países asiáticos.
En la reunión con Ebrad, la gobernadora Pavlovich demostró sus dotes de diplomacia al refrendar la institucionalidad con el gobierno de López Obrador al manifestar su disposición para trabajar en la nueva estrategia del gobierno federal de impulsar las tareas de promoción económica y turística, a través de los consulados y embajadas de México, que cuenta con una red de 50 de estas oficinas, tan sólo en Estados Unidos.
Como vemos, mientras que el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y el de Michoacán, Silvano Aureoles, prefieren el tortuoso camino de la confrontación con el gobierno federal, la gobernadora Pavlovich prefiere la diplomacia y la negociación política para hacerse escuchar, logrando que López Obrador le abra las puertas de su gobierno. Y le seguirá abriendo las puertas, o la gober para hacerse escuchar es capaz de meterse hasta por la ventana de Palacio Nacional. Me canso ganso. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Dejar respuesta