El coordinador de los diputados de Morena, convocó a las demás fuerzas políticas a construir acuerdos para atender las demandas del país.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, reconoció que “los problemas del país son muy grandes” por lo cual convocó a la reconciliación nacional e hizo un llamado a las demás fuerzas parlamentarias a hacer política con altura de miras, dialogar y construir acuerdos, especialmente donde no haya coincidencias para encontrar una solución a las demandas del país.

Asimismo Delgado  confió en que el Presupuesto de Egresos va a ser un paso definitivo para enviar una señal de certidumbre a los mercados e informar que se va a manejar de manera responsable la economía del país, bajo los mismos principios que utilizó el Presidente López Obrador  cuando gobernó la Ciudad de México: austeridad, bajo endeudamiento, no aumento de impuestos y no gastar lo que no se tiene.

El también líder de la bancada de Morena en San Lázaro, aseguró que con el inicio del nuevo gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador resulta preponderante convocar a la unidad a todos, más allá de colores o intereses, para llevar al país al desarrollo y crecimiento que tanto anhelamos.

“El mandato popular no es nada más para los que ganamos, ya a estas alturas no hay vencedores ni vencidos, tenemos que juntarnos, sumar, porque los problemas del país son muy grandes”, emplazó

En ese sentido insistió a las fuerzas políticas y sociedad a trabajar unidos para enfrentar los grandes retos del país pues insistió en que en una democracia no hay ganadores ni perdedores definitivos.

Asimismo,  el coordinador parlamentario se sumó a la visión del Ejecutivo federal de no emprender una “cacería de brujas”, ya que sería más de lo mismo.

No obstante, resaltó que el combate a la corrupción es una demanda del pueblo y  “de aquí para adelante no se permite la corrupción y quien se atreva a robarle al pueblo, va a pagar las consecuencias”, recalcó.

Delgado  también convocó a construir la paz y combatir la corrupción. “Una economía sin corrupción representa un atractivo mayor para las inversiones, incentiva la innovación y la incorporación de nuevos jugadores en competencia”, subrayó.

havh

Dejar respuesta