– Miles de migrantes, en su mayoría hondureños, rompieron hoy la valla metálica que separa a Guatemala de México y después de un enfrentamiento con la policía cruzaron corriendo y gritando a territorio mexicano.

Los antimotines guatemaltecos lanzaron bombas lacrimógenas a los migrantes que, en su desesperación por seguir su trayectoria hacia Estados Unidos, respondían con piedras y palos.

“Vamos para México”, gritaban los migrantes de esta nueva caravana desesperados y ahora se dirigen a la aduana mexicana, donde hay una fuerte presencia policial.

Dejar respuesta