El gasto neto total para el ejercicio fiscal 2019 ascenderá a cinco billones 677 mil 200 millones de pesos.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar, dijo que se estima que el gasto neto total para el ejercicio fiscal 2019 ascenderá a cinco billones 677 mil 200 millones de pesos.

Por ello, dijo, el margen de maniobra para alcanzar los objetivos del próximo Ejecutivo federal será de unos 982 mil 300 millones de pesos, una diferencia de 397 mil 533 millones con respecto a 2018, atendiendo las expectativas de ingresos y las necesidades presupuestales.

El morenista anunció la ruta para la aprobación del Presupuesto del próximo año, que será enviado a la Cámara de Diputados a más tardar el 15 de diciembre y afirmó que la Comisión de Presupuesto que encabeza tomará en cuenta las opiniones de las comisiones ordinarias y aprobará en tiempo y forma el decreto.

Reafirmó que habrá certeza y responsabilidad en el debate y aprobación del presupuesto; “será el más consultado y debatido de los que tengamos memoria. También será el más consensado”.

El pago y el cumplimiento de todos los compromisos derivados de la ley y de las obligaciones financieras quedará completamente a salvo. “Contaremos con suficiencia de recursos para cumplir con los compromisos de ley y los nuevos programas de desarrollo. Nuestra responsabilidad fiscal está a toda prueba”, aseguró Ramírez Cuéllar.

Puntualizó que “las consultas y el debate sobre los principales proyectos en materia de desarrollo social y de inversión productiva se han intensificado. Todos los representantes de los distintos órdenes de gobierno están siendo tomados en cuenta. Las reuniones con ellos son cotidianas y se involucra a todos”.

Dijo que los principales proyectos del nuevo gobierno tienen meses debatiéndose por toda la sociedad; “se sabe que en las colonias y comunidades los vecinos analizan y buscan la manera de dar a conocer sus necesidades y carencias. Las comisiones ordinarias de la Cámara de Diputados están preparadas para trabajar en la recepción y análisis de los proyectos que se les presenten.”

Destacó que el propósito del trabajo será terminar con la economía de la desigualdad, fomentar el crecimiento económico, apoyar las obras prioritarias de cada una de las entidades federativas, consensadas por los diversos actores de cada una de ellas, evitando que se diluyan los pocos recursos existentes y se cometan actos de corrupción que han sido documentados.

A las entidades federativas les llegarán todos los recursos derivados de Participaciones de Ingresos Federales (Ramo 28) y los que se desprenden de las obligaciones legales que se destinarían a los Fondos de Aportaciones Estatales (Ramo 33), mencionó.

Resaltan los Fondos de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE) y Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), que son recursos destinados al pago de nómina de los maestros, apuntó y señaló que el pago para el servicio de la deuda alcanzaría 726 mil 800 millones de pesos, lo que significa que se le destinará casi 13 por ciento del Presupuesto.

Estimó que el pago de adeudos fiscales anteriores sea de 35 mil 900 millones de pesos y las erogaciones para el pago de servicios personales pueden alcanzar unos 836 mil 700 millones de pesos, excluyendo el pago de remuneraciones por la descentralización educativa que se eroga vía Ramo 33.

Manifestó que las consideraciones de lo que serán las prioridades específicas del Presupuesto para 2019 se encuentran con carácter de bienestar social, Jóvenes Construyendo el Futuro; Desarrollo con Bienestar Social; Alimentación y Salud para Todos; Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores.

También, Pensión para el Bienestar de Personas con Discapacidad; Plan de Reconstrucción para Damnificados; la creación de la Zona Franca en la Frontera Norte, el Desarrollo en el Istmo de Tehuantepec, la Construcción del Tren Maya, la cobertura de Internet y el Fondo Minero, entre otros.

Adicionalmente, dijo que es necesario revisar los recursos de algunos fideicomisos que opera el gobierno federal actual. De acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda, al cierre del 30 de septiembre de 2018, se reportan 341 fideicomisos sin estructura orgánica.

Alfonso Ramírez declaró que en esta Legislatura se está trabajando bajo un nuevo esquema de negociación presupuestal, en el que se borrará el lenguaje  “el diputado etiquetará”, “el diputado o la diputada bajarán recursos”.

Añadió que están discutiendo con todos los órdenes de gobierno la reducción de los costos de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de las entidades y de la federación. Hemos encontrado muy buena respuesta con la mayoría de los gobernadores y legisladores”.

El legislador morenista advirtió que el Presupuesto no se va a negociar con particulares y para beneficio de negocios particulares; “se está construyendo una estrategia para verificar el uso de los recursos y poner en orden el gasto público”.

Asimismo, indicó que están convenciendo acerca de la necesidad de llevar a cabo mayores esfuerzos para incrementar la eficiencia en la recaudación tributaria en los estados y municipios.

Aclaró que las inversiones prioritarias serán para dar mantenimiento a las obras que están concluidas, terminar las obras que están a mitad del camino y tomar en cuenta únicamente los proyectos que contemplen obras de impacto o trascendencia mayor en el desarrollo de la población y están buscando que se compacten los programas de política social y los que tienen vertiente productiva para mejorar su eficiencia y elevar los beneficios a la población.

Finalmente, informó que cada semana, la comisión a su cargo hará públicos los avances que se realicen para la construcción de los mecanismos de participación y acuerdos logrados con mira a fortalecer el carácter público del Congreso, con la mayor transparencia y efectividad posible para el gasto de 2019.

Dejar respuesta