El triunfo de Morena en las pasadas elecciones cambió el destino de una gran cantidad de personajes de diferentes ideologías, quienes de manera directa e indirecta habían ejercido y beneficiado- del servicio público por algunos años.

También puso en entredicho el trabajo de los partidos políticos (principalmente del PRI y del PAN), los cuales prescindieron del respaldo de la gente al perder una gran cantidad de puestos de elección popular.

La mayoría de esos cargos que estuvieron en competencia, como usted sabe, fueron ganados por los candidatos de Morena que contaron con la imagen y el arrastre del ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Después de esta cruda realidad y analizar bien lo que sucedió el pasado 1 de julio, David Galván Cázares regresó a Sonora para hacerse cargo del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN), el cual tendrá su proceso de elección interna el próximo domingo 11 de noviembre.

Al igual que la mesa directiva del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), de donde Galván estuvo concentrado hasta el día de las elecciones constitucionales.

En una de las reuniones semanales de la Mesa Cancún, dijo las cosas tal y como las siente y las piensa; reconociendo hasta su probable culpabilidad en los malos resultados que tuvieron los candidatos panistas sonorenses y de todo el país que también sucumbieron electoralmente frente al arrollador triunfo de Morena.

A escasos diez días de llevarse a cabo la elección para presidente del CDE del PAN (el domingo 11 de noviembre, insisto), suenan muy fuerte dos nombres para ocupar la silla más azul de Sonora.

Ernesto Munro Palacio, es considerado como uno de los bastiones más sólidos que tiene el PAN no solo en Puerto Peñasco y municipios del norte, sino en todo el Estado.

Su trayectoria política data desde hace muchos años, la cual consolidó a partir del año 2000 cuando empezó a ejercer algunos puestos públicos dentro de la estructura del Gobierno Federal y Estatal, al grado de ser el Secretario de Seguridad Pública al lado del ex gobernador, Guillermo Padrés.

Y eso es, precisamente -afirman algunos expertos-, lo que pudiera afectarle en su lucha por conseguir suplir a Galván Cázares.

El hecho de que lo liguen a Padrés Elías -que todavía se encuentra recluido en un penal de la Ciudad de México por malversar recursos económicos del Estado-, es lo que se dice podría afectar al rocaportense con sólidos orígenes en Magdalena (donde participó de joven como lanzador de beisbol profesional con el equipo Membrilleros, antes de debutar en Liga Mexicana con los Sultanes de Monterrey).

Porque si relacionan a Munro con Padrés Elías (permítame usted esta comparación), podría resultar el mismo efecto que pasó durante la campaña por la Gubernatura del 2015.

En aquel tiempo los coordinadores priistas que apoyaban a Claudia Pavlovich, ligaban constantemente -ante los medios de comunicación y eventos públicos- al candidato panista Javier Gándara con el otrora titular del Poder Ejecutivo Estatal.

Y de toda esta estrategia, usted ya sabe el resultado:

Ganó Claudia Pavlovich y recuperó la Gubernatura para el PRI.

Pero veamos al otro aspirante a la presidencia del CDE del PAN.

Jesús Ramón Díaz Beltrán -a quien lo identifican seriamente como parte del equipo de colaboradores de Javier Gándara Magaña-, se ha desempeñado en los últimos años como dirigente municipal del mismo partido en Hermosillo.

Se dice que su relación y amistad es muy fuerte con el ex Presidente Municipal de esta ciudad, quien pese a encontrarse fuera del servicio público -y supuestamente alejando de la grilla política-, trasciende que sigue moviendo los hilos de algunos panistas que obedecen a sus intereses.

Otro de ellos, dicen, es el coordinador de la fracción parlamentaria del PAN en el Congreso del Estado, Gildardo Real Ramírez, quien podría ser el panista que actualmente se encuentra mejor colocado en la función pública sonorense.

Durante su encuentro de esta semana con los periodistas de la Mesa Cancún que comanda el empresario Carlos Rodríguez Pérez, el joven ingeniero industrial -pero ya con algunos años en la política estatal- afirmó que “sinceramente… yo viendo las cosas de una manera objetiva, pienso que Jesús Ramón Díaz Beltrán es quien va a ganar esta elección porque cuenta con el apoyo de muchos panistas del Estado. Sobre todo porque se trata de alguien preparado y a quien conozco desde hace muchos años en la universidad”, recordó.

Un poco ya entrado en la conversación, Real Ramírez reconoció que “el PAN está en crisis. Y la elección de nuestro presidente del Comité Directivo Estatal será una gran oportunidad para empezar a salir del sótano (hablando en términos beisboleros); porque si ganamos con Jesús Ramón, nosotros como ganadores integraremos a nuestro equipo a los perdedores”, añadió.

Reveló que al darse a conocer la convocatoria para esta ejercicio democrático interno del segundo partido político más antiguo de México, se trató de hacer una alianza entre Ernesto Munro y Jesús Ramón Díaz -quienes cumplieron con la recopilación de firmas-, pero no se pudo por diversas circunstancias.

Para ocupar este puesto se habían interesado otros distinguidos liderazgos panistas como Luis Ernesto “Güero” Nieves y Francisco García Gámez, quienes finalmente se integraron a las planillas de los contendientes.

Al citarse a Guillermo Padrés y el poder que detentó del 2009 al 2015 en Sonora, el tres veces Diputado Local afirmó no haber colaborado nunca en su sexenio, “ya que yo solo trabajé en algunas dependencias, entre ellas Diconsa como gerente regional, en la Secretaría del Ayuntamiento y en otras dos ocasiones en el Congreso del Estado”, apuntó.

Luego de confirmar su afecto y lealtad hacia Javier Gándara Magaña, reconoció el buen trabajo hecho por sus adversarios priistas durante la campaña por la Gubernatura en el 2015, ya que relacionaron perfectamente -y ante la ciudadanía que votó en las urnas- las acciones muy cuestionadas del sexenio padrecista con el entonces candidato del PAN.

“Yo creo que ellos hicieron muy buen trabajo”, reiteró el Coordinador de los Diputados panistas de la 62 Legislatura, “porque yo recuerdo perfectamente que al darse cuenta Guillermo Padrés de la estrategia de los priistas, él mismo le pidió a Javier Gándara que se desligara públicamente del gobierno saliente…que lo criticara a él en los medios de comunicación, pues”.

“Como respuesta Javier Gándara le decía que no podía hacer eso, ya que le tenía mucho afecto y agradecimiento”, expresó, “y lo máximo que dijo nuestro candidato en contra del entonces Gobernador, fue aquella frase que decía ‘Javier Gándara es Javier Gándara, y Guillermo Padrés es Guillermo Padrés”.

Una vez confirmada la derrota de ese 2015, recordó que muchos panistas se desparramaron buscando otras oportunidades de sobrevivencia o dedicándose a lo suyo en materia laboral y empresarial, ya que administraron pésimamente la derrota sufrida ante quien ha sido la única mujer Gobernadora del Estado de Sonora.

Real Ramírez manifestó su agradecimiento a toda la militancia y cúpula panista por haberlo elegido como Diputado Local plurinominal para esta 62 Legislatura, “ya que hubo muchos otros compañeros que buscaron el voto en las urnas y no ganaron ni un solo Distrito, ya que de los 21 que hay en Sonora, 20 ganó la coalición ‘Todos haremos historia’ que conformaron Morena, el PT y el PES, y uno nada más ganó el Panal en alianza con el PRI y el Verde Ecologista”, precisó.

Sobre las elecciones venideras del 2021, adelantó que primero se hará el trabajo al interior del CDE y luego se buscará entre la ciudadanía el apoyo para tener buenos resultados.

A pregunta expresa de un servidor, dijo que cualquier liderazgo de partido diferente tiene la puerta abierta en el PAN, “incluso Ernesto Gándara y otros perfiles políticos que pudieran ser nuestros candidatos”, apuntó.

Recordemos que durante la elección del 2015, el ex priista Antonio Astiazarán Gutiérrez y la militante de Movimiento Ciudadano (MC), Leticia Cuesta, fueron los candidatos de la coalición “Por el frente Sonora” que integraron el PAN, el PRD y el partido que dirige en la entidad, María Dolores del Río Sánchez.

Ante esta situación de que el “Toño” ya estuvo como candidato a Senador por el PAN y de que el “Borrego” tiene la puerta abierta (en caso de que renuncie al PRI por no ser el candidato tricolor), creo que podría darse una lucha interna para designar (entre otros panistas auténticos, obvio) quién sería el aspirante oficial a la Gubernatura de Sonora por el partido que a nivel nacional dirige aún Damián Zepeda Vidales.

Bueno, aunque eso es una milimétrica especulación de este humilde juglar de la política.

 “El PAN es opción para Ernesto Gándara y otros más”, reiteró el líder parlamentario, “ojalá que personas como Ernesto vean al PAN como una buena opción”.

Por hoy es todo.

Seguimos el próximo lunes.

Dejar respuesta