El PAN entre espías y ladrones

0
426

Gaspar Navarro Ruiz

Expresiones
2016-07-30
Después de su espantosa derrota en el pasado proceso electoral, el PAN en Sonora sigue arrastrando la cobija, al entrar ahora en guerras internas por lograr la dirigencia estatal del partido albiazul en esta entidad, mimas que afectan aún más la deteriorada imagen de ese partido, convertido ahora en cueva de espías y ladrones.
Sin un liderazgo estatal fuerte que pueda poner orden entre los grupos panistas, y olvidados y hasta apestados por la dirigencia nacional por las denuncias de corrupción del ex gobernador Guillermo Padrés y sus principales colaboradores, el proceso interno por la presidencia del Comité Directivo Estatal panista naufraga entre denuncias de antidemocracia y espionaje telefónico.
Con infinidad de denuncias penales y administrativas contra el ex gobernador Padrés y su camarilla por desfalcar el gobierno estatal, hasta al interior del PAN el ex gobernador Ernesto Ruffo Appel y el ex presidente Felipe Calderón, han considerado necesario sentar en el banquillo de los acusados al ex mandatario estatal panista, para que aclare las demandas ante la Comisión Anticorrupción de su partido.
Con esos antecedentes de graves corruptelas en el pasado sexenio panista, la militancia albiazul en la entidad mira con recelo y desconfianza a los grupos padrecistas que se disputan en un festín de lobos hambrientos de poder las migajas del partido, que les dejó Juan Valencia y el imberbe Leonardo Guillén.
La decepción de la militancia panista respecto a sus próximos dirigentes que son más de lo mismo del padrecismo corrupto, aumenta al hacerse públicas las denuncias de antidemocracia en el proceso interno por la dirigencia estatal por parte del candidato Adrián Espinoza, a las que se suma la diputada Célida López Cárdenas, coordinadora de campaña de David Galván quien ha sido objeto de dos espionajes telefónicos, donde exhibe la división interna hasta en su propio grupo político.
El candidato padrecista Adrián Espinoza quien es respaldado por el ex alcalde local Alejandro López Caballero, denunció la cargada oficial con el secretario general Damián Zepeda a la cabeza, para favorecer al candidato David Galván, coordinador del CEN del PAN de los diputados locales.
Entre las cuatro impugnaciones (de las 12 existentes) al proceso interno presentadas por Adrián Espinoza, destacan la cargada oficial para favorecer a David Galván, y el hostigamiento que sufren los empleados municipales de parte de los alcaldes de San Luis Río Colorado, Enrique Reyna, y de Navojoa, Raúl Silva Vela, para que voten a favor de David Galván.
Por su parte, Célida López ha sido víctima del espionaje telefónico con el fin de afectar la campaña de su candidato David Galván.
Apenas hace unos días se subió a las redes sociales un audio de una llamada telefónica entre Célida López y el sanluisino ex titular de SIDUR, José Inés Palafox, donde la diputada panista se quejaba del secretario general Damián Zepeda y de Leonardo Guillén, de quienes se refirió en forma despectiva y grosera, y hasta los consideró afeminados.
La más nueva filtración en redes sociales de una llamada telefónica de Célida López, puso en evidencia la división interna del grupo de David Galván, al quejarse la diputada local con licencia de la falta de apoyo y de recursos financieros de parte del ex candidato panista a la gubernatura Javier Gándara Magaña.
En el diálogo telefónico entre Célida López y el diputado federal Agustín Rodríguez, la diputada se muestra frustrada porque no prende la campaña galvanista, sobre todo en Hermosillo, a lo cual el legislador federal y ex secretario particular de Padrés, le recomienda que no confíe en Javier Gándara, porque los podría volver a dejar en ridículo como sucedió el año pasado.
Por lo anterior, al ser víctima en dos ocasiones de espionaje telefónico, Célida López informó que puso la denuncia ante las autoridades pertinentes para que se abra una investigación por ese delito que dijo afecta su libertad e intimidad.
Lo cierto es que las filtraciones del espionaje telefónico a Célida López, aumenta la división interna en el panismo sonorense y hasta en su propio grupo político, y ratifica (por si alguien tenía alguna duda) que David Galván cuenta con todo el respaldo del secretario general panista Damián Zepeda, por lo cual no existe piso parejo en la contienda interna por la dirigencia estatal, donde campea el fraude electoral y hasta el robo de votos, en un partido que presume de honestidad y democracia.
(g_navarro_ruiz@hotmail.com)

Dejar respuesta